Shiraz en Aragón se pronuncia Zarihs

img_20160927_200403.jpg

Bodegas Borsao no tenía bastante con ser el rey de la garnacha, dentro del imperio de esta variedad en la DO Campo de Borja, especialmente con su espectacular Tres Picos. Tenía que ir más allá, de modo que, después de 15 años combinándola como dama de honor con la uva Shiraz en su Bole y su Berola, ha apostado por convertir en protagonista absoluta de un nuevo vino a esta uva que los australianos le tomaron prestada al Valle del Ródano. Para ello han juntado al enólogo de su bodega, Jose Luis Chueca, con la eminencia internacional en Shiraz, el australiano Chris Ringland (cuenta con 5 vinos de Shiraz con 100 puntos Parker), lo cual sólo podía dar como resultado uno de los 10 mejores Shiraz del mundo. Pero certificado tal cual aparece en la foto:

img_20160927_194926.jpg
Medalla de Oro en el certamen Shiraz del Mundo 2016.

Al igual que la garnacha aragonesa tiene una tipicidad diferente a la que se obtiene en otros países, la Shiraz del clon australiano que se plantó en los viñedos de la bodega a mediados de los 80 absorbe sus influencias del terroir y el cierzo que sopla por la zona de dominio de Borsao. El enólogo Chris Ringland estableció claramente la comparación en la presentación en las bellísimas terrazas del Museo Pablo Serrano: “Me sorprendió que a la Garnacha y al Shiraz les gustara el mismo tipo de clima, de hecho, el de Campo de Borja es similar al de Barossa Valley, en Australia. También la garnacha de aquí es igual de antigua que nuestra Shiraz allá, mientras que vosotros tenéis Shiraz más joven y nosotros Garnachas jóvenes. Será por aquello de que estamos en las antípodas”.

De ahí justamente proviene la etimología del nombre del vino, que es inexistente y no identifica ni a Aragón ni a Australia, aclaró Íñigo Alberto Tamparillas, director comercial de Borsao: “Es una palabra creada por nosotros, es Shiraz visto al revés porque, si miramos hacia las antípodas, vemos las cosas al revés, y Zarihs es el reflejo del Shiraz australiano; es un tributo a Chris, que aparece en la contraetiqueta como enólogo junto a José Luis”.

Ambos expertos coinciden en que su creación se puede mantener y mejorar en botella en los próximos 15 años, evolución que no me quiero perder, porque no veáis cómo está ya este de 2013, tras un año en barrica y 11 meses en botella. “Con ese colorido típico de esta variedad, ese aroma intenso a frutas más negras, maduras y a especias como pimienta, clavo, nada que ver con la garnacha, que recordaría más a una mermelada dulce“, según Chueca. Al saborearlo, “refresca, no tiene mucha acidez, tiene volumen sin hacerse pesada, con un tanino dulce, que no se cae rápido en la boca”. Lo comprobamos con cada uno de los exquisitos platos propuestos ad hoc por el Estrella Michelín oscense Carmelo Bosque, de la Taberna Lillas Pastia.

This slideshow requires JavaScript.

Por su parte, el experto australiano, de todos los vinos que él ha elaborado por el mundo, opina que Zarihs se diferencia en que “hay una mineralidad distintiva, una característica que asoma en el aroma debido al Shyraz, pero también noto características de las viñas en sí, como la lavanda, el romero. Si pusiéramos dos copas de Shyraz de Barossa y de Borsao, los distinguiría perfectamente, pero sería como comparar a dos hermanos”.

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s