No es la misma pasta, no.

Rebeca Ruberte y Emanuele Zecchi, subiendo del obrador a la tienda, con los delantales supermolones de Mundo Bubub.

Llevamos toda la vida comiendo pasta. De pequeños, los macarrones con chorizo son el menú infantil infalible. En nuestra ignorancia, ni siquiera nos percatamos de sacrilegios varios como que la pasta no se cuece tanto, sino que ha de estar al dente, ni mucho menos los espaguetis se cortan, ¡es pecado mortal!
En el típico viaje de estudios a Italia, vamos a hoteles con menú para adolescentes donde difícilmente durante una semana probamos algo más, para comer y para cenar, que spaguettis y espirales hervidos al gusto del españolito medio, no sea que eche de menos los macarrones de su madre. Y vuelves a casa implorándole a tu progenitora una tortilla de patata como las de la tortillera oficial del bar de Las Armas por lo menos (espectaculares, en serio).

Pero hete aquí que al cabo de unos años viajas, ya con cierta edad y conocimiento de causa gastronómica, investigas por Internet y te metes a restaurantes donde la pasta es fresca, lleva rellenos originalísimos y con salsas estratégicamente combinadas. Y descubres la comida italiana de verdad. Luego vuelves a España y la pasta del supermercado te parece una masa de harina y en los restaurantes italianos de aquí notas que, mire usted, en Aragón, se nos dan mejor las croquetas y las migas.

En Zaragoza hacía mucha falta

Y entonces llega Emanuele Zecchi, de Monza, allá cerquita de Milán, que es la pareja de Rebeca Ruberte desde que ella marchó de Zaragoza hace 20 años, y ve la carencia absoluta de un obrador de pasta fresca en la ciudad natal de su mujer… y la convence para mudarse aquí a montarlo. Mas no así a lo loco, no. Durante sus dos últimos años en Italia, la familia Zecchi-Ruberte, los niños incluidos, ha estado haciendo cursos para aprender a hacer pasta y pizza de la forma más profesional a la par que artesanal posible. Y cuando ya aprendieron toda la parte técnica, se volvieron para tierras mañas a hacer arte y, voilá, en Cesar Augusto 29 tenemos su tienda, con el obrador abajo, que está para comer en el suelo de limpio.

14258316_10155263645152796_9215969240179533387_o
Pillé nero di sepia, pizza de patata y una lasaña al pesto que casi me caso con ella.

#LomejordeItaliaenZaragoza

Pasta de verdad. Hecha con huevos camperos y con amor, eso ante todo. Parpadelle al curry, únicos donde los haya, o con paprika; tagliatelle nero si sepia, que me comí el otro día, a sugerencia de Rebeca, con unas gulas y alioli y casi muero de gusto; raviolis rellenos de quesos, o de berenjena con mozzarella, ricotta y pecorino; espirales de borraja, que para eso es producto regional, y están arrasando… Así como los ñoquis y los caserecce 100% integrales veganos, sin huevo ni nada que recuerde al mundo animal, que tienen un sabor increíble incluso para los que nos comeríamos un cocodrilo a bocaos.

img-20160920-wa0018.jpgLa pizza está hecha con masa madre, que no es fácil de encontrar en ningún sitio, y mucho menos que no esté congelada previamente, sino sacada del horno para llevar a diario, de modo que si la tienes que congelar o la recalientas en tu propio horno, te vuelve a saber como recién hecha.

El domingo, después de cerrar su chiringuito en el Mercado de Las Armas, se vinieron a mi casa con las escasas sobras que les habían dejado los paseantes y, a la pizza simple de scamorza con tomate casero, le añadí longaniza de ternasco, la metí al grill y flipamos los tres, a lo cual ayudó también un Pizarras blancas que nos tomamos de garnacha blanca en lías. Ellos en la tienda tienen unas cuantas cervezas caseras muy ricas, pero yo he decidido que en Aragón sólo bebo vinos de Aragón, que me deben de quedar por probar 500.

Con Rebeca y Manu, de Pasta Fresca Zecci, el domingo 11 en el Mercado de las Armas. Con Rebeca y Manu, de Pasta Fresca Zecchi, el domingo 11 en el Mercado de las Armas.

Por cierto, también venden la mejor burrata y mozzarella de bufala que vas a encontrar en Zaragoza, así como gorgonzola, scamorza ahumada y, su apuesta personal, el Lodigiano, que sabe mejor que el Parmesano y el Grana Padano, puedes probarlos en su mostrador. Ah, y cada día cocinan una receta diferente to take away, para que te lleves la pasta recién hecha a la oficina, o te la comas en un banquito allí mismo o en las plazas de los alrededores. ¡Que aproveche!

Queso Lodigiano con pasta vegana y ensalada para llevar.

Por cierto, aparte de los delantales, Mundo Bubub hace unas mermeladas y gelées, ideales para patés y quesos, de vinos, cava, y frutas con especias en combinaciones atrevidas que van perfectas como aperitivo antes de la pasta para comer o cenar!

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s